Tipos de almacenamiento
Tipos de almacenamiento SSD blog

Conozca los principales tipos de almacenamiento de datos

Imprimir Email
(0 votos)

Conozca los principales tipos de almacenamiento de datos

El almacenamiento de datos es un proceso fundamental para gestionar y proteger la información. Puede realizarse en dispositivos físicos y en la nube, siendo esencial para el funcionamiento de prácticamente todas las empresas. Además, los registros en bits y bytes del ordenador son cruciales para el desempeño de las funciones del software y el hardware. Siga leyendo y vea cuáles son los principales tipos de almacenamiento de datos.

tipos-de-armazenamento-de-dados-min.jpg

¿Qué es el almacenamiento de datos?

El almacenamiento de datos es el proceso de archivar, organizar y gestionar la información mediante la tecnología. La idea es que este tipo de práctica mantiene los objetos seguros y disponibles para cuando sea necesario recuperarlos o manipularlos.

El almacenamiento está presente en muchos niveles, desde los ordenadores personales hasta los sistemas de datos corporativos. Incluso es una parte importante del sector de las tecnologías de la información (TI) en las empresas, ya que la gestión de la información influye directamente en los procesos y el funcionamiento de los dispositivos y el software.

 

La importancia del almacenamiento de datos

Tanto en el uso de un dispositivo como en los procesos de una empresa, el volumen de datos generados es exponencial. Gran parte de esta información debe registrarse debido a su posible reutilización o incluso por el grado de relevancia que tienen.

Además, muchos de estos datos pueden servir de base o son necesarios para el funcionamiento de equipos y sistemas. Un ejemplo de ello son los programas utilizados en los ordenadores. Estas aplicaciones registran una serie de archivos, que es necesario conservar en la máquina para que su funcionamiento se produzca sin ningún fallo.

Otro factor interesante que demuestra la importancia del almacenamiento de datos es la labor de análisis de la información. Al disponer de una base de datos sobre las operaciones y los procesos de una empresa, por ejemplo, es posible compararlos y darse cuenta de las mejoras que pueden aplicarse a partir de ello.

También es más fácil ver qué va bien y qué innovaciones pueden generar resultados interesantes.

 

La asimilación de patrones es otro aspecto destacable cuando se trabaja con grandes volúmenes de datos, y así se pueden predecir tendencias e incluso estacionalidades que influyen en la actividad de las empresas.

El almacenamiento de datos también ayuda a conservar información archivada que puede ser valiosa en el futuro, como contratos o documentos.

Otra prueba de la relevancia del almacenamiento de datos son los centros de datos. Estas ubicaciones, dedicadas a máquinas que procesan o archivan datos, son esenciales para mantener los servicios, los sistemas y el control de la información.

 

Evolución del almacenamiento de datos

El hito que inicia el origen del almacenamiento de datos tal y como lo conocemos, es la creación del primer ordenador con disco duro (HD) a finales de los años 50. La pieza permitía al dispositivo archivar hasta cinco megabytes.

En los años 60 aparecieron los disquetes, que se comercializaron en la década siguiente. Los dispositivos contenían un disco de almacenamiento magnético y permitían grabar información desde un lector.

El almacenamiento óptico fue el siguiente invento en materia de conservación de datos. El dispositivo que inicia este tipo de grabación y lectura es el CD-ROM en la década de 1980. La superficie del dispositivo se marcó con ranuras microscópicas, leídas por un rayo láser de alta precisión.

 

La siguiente gran innovación en materia de almacenamiento fue el uso de circuitos electrónicos. Los dispositivos con este tipo de memoria se diferencian por la posibilidad de reescribir archivos y no tienen partes móviles, como las tecnologías anteriores.

Los ejemplos más conocidos de este modelo de almacenamiento son las tarjetas de memoria, los pendrives y las unidades de estado sólido (SSD).

Tras el cambio de siglo, se ofrece un nuevo tipo de servicio a las empresas: el almacenamiento en la nube. Los particulares y las empresas pueden ahora alquilar volumen en servidores virtuales a través de Internet según sus necesidades.

Esta innovación cambia la forma de conservar los archivos, a los que ahora se puede acceder desde distintos lugares. Además, los usuarios ya no necesitan utilizar exclusivamente dispositivos físicos para almacenar información.

 

Tipos de almacenamiento de datos

 

Después de entender la evolución del almacenamiento de datos, es importante señalar que se dividen en tres tipos. A continuación se explica cómo funciona la tecnología de cada uno de ellos:

 

DAS

El almacenamiento directo de datos o DAS son dispositivos de almacenamiento que necesitan estar conectados a ordenadores o servidores para leer o escribir información.

Esta conexión es física, directa, y no se puede acceder a los datos sin un host. Este tipo de almacenamiento puede ser útil para preservar la información en redes inestables y es una forma fácil de transferir pequeños archivos a diario.

Sin embargo, los DAS no son las mejores opciones para la escalabilidad y el uso compartido, ya que sólo se puede acceder a ellos con un dispositivo, lo que dificulta la distribución de la información.

 

NAS

El almacenamiento conectado a la red o NAS es un tipo de almacenamiento en el que se puede acceder fácilmente a los datos a través de redes internas mediante diferentes dispositivos. La información se registra en el hardware de un servidor.

Es una buena posibilidad para centralizar los datos, controlando su acceso por parte de los usuarios que pertenecen a la red. Además, puedes exigir más espacio y transferir archivos más fácilmente que con los dispositivos DAS.

 

Almacenamiento en la nube

El almacenamiento en la nube, por su parte, es un sistema de almacenamiento de datos que tiene lugar en espacios digitales en línea. En él, se puede acceder a la información a través de Internet por diferentes personas que tienen permiso.

La cantidad de espacio se contrata en un proveedor remoto y el control de los datos lo gestiona el usuario.

Las ventajas de este tipo de almacenamiento son el fácil acceso a la información, ya que sólo es necesario estar conectado a Internet; la flexibilidad en la gestión del espacio; la escalabilidad; la facilidad para compartir archivos y el buen nivel de protección de los datos, ya que muchos servidores disponen de copias de seguridad automatizadas.

 

 

Tipos de dispositivos de almacenamiento de datos

En la actualidad, existen varios dispositivos para el almacenamiento y los principales aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir uno son la protección de los datos y la integridad de la información. Conozca algunos de ellos a continuación:

HDD

HDD es una unidad de disco duro, un dispositivo que realiza el almacenamiento de datos a largo plazo. Es donde se guardan los archivos del ordenador. Este tipo de mecanismo conserva la información incluso cuando no está conectado a la corriente.

Los discos duros utilizan una tecnología más antigua que los SSD y, por tanto, pueden tener un tiempo de respuesta más largo que estos dispositivos.

SSD

Las unidades de estado sólido (SSD) utilizan memoria flash para almacenar datos. Este tipo de dispositivo funciona de la misma manera que los discos duros, se conectan directamente al ordenador y mantienen los archivos incluso sin alimentación.

La gran diferencia está en su composición, que no contiene partes mecánicas, por lo que funciona más rápido, además de ser más resistente.

Discos duros y SSD externos

Además de los dispositivos de almacenamiento ya presentes en el ordenador, es posible utilizar discos duros y discos SSD externos, que no están vinculados a una máquina.

Estos dispositivos se utilizan para transportar o transferir fácilmente datos de un ordenador a otro.

El almacenamiento de datos puede realizarse de diversas maneras, desde los dispositivos físicos tradicionales hasta la virtualización con la nube. Al considerar estos métodos, siempre es importante pensar en cómo se mantendrá la integridad y la protección de la información personal o empresarial.

 

Visite nuestra web: www.datasystem.es

Contacto: 633 278 652

Somos una empresa con más de 12 años de experiencia en el sector informático y electrónico. En Data System nos apasiona nuestro trabajo, y esa pasión la reflejamos en todas las reparaciones que hacemos. Somos los mejores del sector porque damos a todos los dispositivos el mismo servicio y atención al cliente que le daríamos a los nuestros. Tratamos cada diagnóstico y reparación como un reto que vamos a cumplir, y no como un trabajo que es obligatorio hacer. Aprovechamos cada momento para ser mejores que ayer, y eso que ayer fue un día bastante bueno.

Fuente: www.artbackup.com.br

 


Deja un comentario

Presione enter para buscar

data system reparacion mac madrid

Nosotros

Data System es una empresa de informática fundada en el año 2007, para solucionar problemas informáticos a particulares y empresas

(+34) 657783389
[email protected]
C/. Dr. Esquerdo, 12, 28028 Madrid

Nuestro Horario

Lun - Vie
10-14 y 17-20 h
Sábado
Pedir cita
Domingo
Cerrado

Palabras Gerente

palabras del gerente

Agradecer a todos los clientes por visitar nuestra página web de reparación de ordenadores, portátiles, Mac y móviles

Firma del gerente